Sincronicemos nuestros corazones

Te echaré de menos, bonito. Te dejo con unas cuantas Clementines alborotándote en los bolsillos y un par de te quieros escondidos en el corazón. No te olvides de mi, porque volveremos a conquistar el mundo. Te llevaré a la playa más secreta del mundo a comernos a besos y lo que no son besos. Estos días mi corazón latirá a medio gas... pero a medianoche, cuando nadie pueda verme, haré que grite tu nombre y sincronizaremos nuestros corazones. Como hacen en las películas con los relojes, ¿Sabes? Y en ese momento volveremos a ser uno, pese a la distancia, las estrellas, y que no pisemos las mismas calles. Me voy a compartir sonrisas con personas a las que les faltan, con niños mayores que adoran las pequeñas cosas de la vida. Iré a la playa, pasearé, y dedicaré mi tiempo a llenarme la vida de buenos momentos. De vez en cuando no está mal dedicar parte de tu tiempo a quien lo necesita. Volveré, para comerte a besos y enseñarte que juntos la vida es menos mala, y que adoro tus ojitos.

11 comentarios:

  1. eso de compartir tu tiempo con alguien que lo necesita más, es una gran satisfacción!*

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la foto y la cara que pone el tío, jeje.

    Todo un detalle tuyo lo de los relojes en las películas. <3

    Beso.

    ResponderEliminar
  3. Me encantó el texto, es muy tierno.
    Un beso gigante.

    ResponderEliminar
  4. No se que es mas tierno,si la carita de él o el texto :)

    ResponderEliminar
  5. El amor, ese gran desconocido...

    ResponderEliminar
  6. qué bonito! llenar la vida de buenos momentos... eso sí vale la pena :)

    besos!

    ResponderEliminar
  7. la vida de dos siempre es menos mala :)

    ResponderEliminar
  8. Precioso..me arrancaste una sonrisa, de esas dulces dulces...que buen sabor tiene siempre lo angelical y auténtico :)
    Un abrazo!!! Me encanta este lugar, te sigo los pasitos :)
    Favole

    ResponderEliminar
  9. Supongo que cuando leas esto ya llevarás unos días enfrascada en tu aventura. Me da mucha envy y, a la vez, siento una gran admiración por todos los que decidís dar este pasazo. Yo soy más activista de salón, sobre todo en el tema animal. Creo y firmo peticiones, aporto ideas, divulgo casos, dono dinero, pero irme un mes a otro país y vivir rodeada de gente muy muy maltratada por la vida, creo que sería demasiado heavy para mi... por ahora. Me engancho muy fácil al dolor ajeno y para este tipo de trabajos hay que saber soltar.

    Disfruta la experiencia... y el reencuentro ;)

    Kisses ***

    ResponderEliminar
  10. No tengo sonrisas, pero te dejo un corazón, no sé si sirva de algo. Esta muy maltratado y sigue muy confundido. ¿Es tan malo necesitar a alguien en quién confiar.?

    ResponderEliminar

Píntame una sonrisa