El arte de Montmartre

Soy un ticket de metro, una pasajera del avión con billete de ide a la tristeza, la música que llena los pasillos del metro y te hace sonreir por un momento. Soy un desayuno preparado con cariño y ganas. Soy un sueño dispuesto a cumplirse y la esperanza cansada de esperar. Me vuelvo gris los domingos y renazco cada lunes y cada vez que visito el mar. Soy el café después de tocar tus labios y un beso apasionado en el sofá. Soy un abrazo de despedida, el más fuerte de todos los abrazos. Soy el libro que está leyendo esa mujer sentada en el banco del parque, con su marcapáginas favorito. Una carta de amor que ha perdido su destino. Una caricia que aparta el pelo de la cara. Una sonrisa complice tras una carcajada. Soy un viaje azul y un paseo por un camino desconocido con margaritas en sus márgenes. Ojos grandes, y muy abiertos para conocer todo lo que me rodea. La pintada en aquella pared olvidada que nos recuerda que estamos vivos. Soy todo lo que llena por dentro y remueve mis entrañas. Vuelo de día a día y tiro porque me toca. A veces sonrío, a veces lloro, el cielo cada dia es de un color distinto y yo cambio con el parte meteorológico. Pero te tengo a tí, y eso asegura al menos una sonrisa diaria.

"Volveremos a tapar las calles
hasta que amanezca con futuro y versos.
Volveremos a ser libres, puros

y tú me pondrás flores en el pelo."

Ismael Serrano

7 comentarios:

  1. Muchísimas gracias.
    Se permite dejar un beso por aquí?.
    :)

    ResponderEliminar
  2. un cúmulo de pequeños detalles, me encanta :)

    ResponderEliminar
  3. Pues entonces eres cosas preciosas.

    un beso!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. yo también sería esas cosas, si pudiese recorrer París, ahora! ;)

    ResponderEliminar

Píntame una sonrisa