Rutinas II

Bajo la lluvia

Aquel gato maullaba quejándose, estaba claro en el tono de su maullido. Era una mezcla entre un violín rasgándose y el llanto de un bebé. Callejeaba buscando el norte, perdiendo el sur, olvidando el sabor del asfalto que había probado días anteriores cuándo alguien le lanzó desde las alturas. Por suerte para él y desgracia para el atacante, estaba por su sexta vida y aún le quedaba mucho que maullar. Bajo su ventana, claro está. Hasta que le reventaran los oídos.

¿Que escribes?
─ Una carta a los reyes magos.
─ ¿Y qué les pones?
─ Que nos devuelvan la vida.

Bailame el agua

9 comentarios:

  1. me encanta la carta a los reyes magos!

    ResponderEliminar
  2. yo te quiero más!
    me acuerdo de tí siempre que veo gatitos, sobre todo en Candás estos días, hay miles ^^

    ResponderEliminar
  3. ·

    jóoooo q bonito !
    ^^
    como llegaste a mi blogg?
    me alegro mucho que te guste esa rima!

    te diría q cotillearas otras entradas,te gustarian
    otros poemas y escritos!

    =)

    un besito ,te sigo!!

    ResponderEliminar
  4. a veces me siento un poco gato, un poco ese gato.

    preciosa película verdad?

    muac.

    ResponderEliminar
  5. a veces los animales son mas humanos que las personas mismas. ser fuerte como ese gato, seria ideal

    hermoso lo qe escribis

    ResponderEliminar
  6. Que buena foto, y texto. Me gusta como lo relacionas :) te sigo

    ResponderEliminar

Píntame una sonrisa